CONFESIONES DE UNA MASCARA MISHIMA PDF

Se trataba de un recipiente nuevo, con superficie de madera pulida hasta el punto de tener brillo y suavidad de seda. Sus numerosas estancias se hallaban siempre en triste penumbra, y la servidumbre estaba constituida por seis criadas. Eran mi abuelo y mi abuela, mi padre y mi madre, y la servidumbre. Mi madre tuvo que subir algo al segundo piso. Pasaron dos horas. Confeccionaron apresuradamente una mortaja, recogieron mis juguetes predilectos y se reunieron todos los familiares.

Author:Kazigul Zoloktilar
Country:Bahrain
Language:English (Spanish)
Genre:Business
Published (Last):27 March 2011
Pages:299
PDF File Size:11.19 Mb
ePub File Size:5.24 Mb
ISBN:928-1-90798-144-3
Downloads:42225
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Molkree



Pero en un sentido personal fue un rotundo fracaso. En se vendieron veinte mil ejemplares encuadernados del libro. Pero todos los que contaban tuvieron que reconocer, en algunos casos de mala gana, que era un gran libro. Me interesa demasiado el Arte para olvidarlo. Gracias a ello podemos hacer unas interesantes observaciones. La de la zona subaxilar izquierda ha subido a clavarse en el centro de la axila. Hay una tercera flecha en la parte inferior izquierda del abdomen.

Mishima nunca hace nada sin un objetivo. Esto es de un mal gusto propio de quien escribe sobre algo que ignora por completo. El primero es que en su novela Mishima siente temor por la guerra. Finalmente expongo frases entresacadas que me han parecido interesantes.

Probablemente es mi primer olor en el recuerdo. Probablemente se tratara de mi primera experiencia olfativa. Me enamoraba de todo joven que muriera a mano airada. Sin embargo, admito que las princesas no me gustaban nada. Me asemejaba a un bruto de alguna tribu salvaje que, incapaz de amar, alta por yerro a las personas que aman. De hecho, se equivoca. Y esta duda se manifestaba en todos mis sentimientos de inseguridad. Su piel era muy blanca; los labios, dulces, y las cejas, suavemente curvas.

Eso queda plenamente demostrado por el hecho de no haber sentido el menor deseo de ver un cuerpo desnudo de mujer. Yo era uno de ellos. En cuanto a mi, me daba exactamente igual. Tan pronto como divisas a uno de ellos, le tomas la medida con la vista…. Mi caso no se diferenciaba en nada del suyo. Su cabello rubio y sus blancas manos estaban relucientes de agua. Dos segundos. Igual que antes. Pasaron dos segundos.

Pasaron tres segundos. En realidad, igual me daba que la guerra terminara en victoria o en derrota. Anduve por las calles con camisa blanca y pantalones cortos. Pasaba un instante, y luego otro; y no pasaba nada. En la curiosidad hay una virtud. La curiosidad no tiene virtud. Se trataba de poner a prueba mi libido mirando fijamente fotos de mujeres desnudas. Las puntas de nuestras lenguas se tocaron. Eres un ser incapaz de tener trato social.

Eres un ser incapacitado para el trato social. En el diario del conde Von Platen hallamos un ejemplo claramente representativo. Un ejemplo representativo lo ofrece el diario del conde August von Platen.

DRVENE KONSTRUKCIJE GOJKOVIC PDF

"Confesiones de una máscara", de Yukio Mishima

.

MADHUR KATHAYEN MAGAZINE PDF

Confesiones de Una Máscara

.

BAIXAR LIVROS ESPIRITAS ZIBIA GASPARETTO EM PDF

‘Confesiones de una máscara’, de Yukio Mishima

.

Related Articles