SIN DESTINO IMRE KERTESZ PDF

El testimonio de Primo Levi y de tantos otros sobrevivientes nos permite apenas asomarnos a aquel infierno por la rendija de una cerradura. Nuestro homenaje consiste en recuperar las voces y los testimonios que dejaron escritos algunos de los sobrevivientes. Hay que esperar delante de la puerta. Es un hombre de cabello oscuro y feo. Estoy seguro.

Author:Tojagal Fautaur
Country:Croatia
Language:English (Spanish)
Genre:Video
Published (Last):15 March 2012
Pages:291
PDF File Size:19.74 Mb
ePub File Size:5.93 Mb
ISBN:692-2-74178-263-3
Downloads:43893
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Dujin



Testigo desapasionado, Sin destino es, por encima de todo, gran literatura, y una de las mejores novelas del siglo XX, capaz de dejar una huella profunda e imperecedera en el lector.

Muchos escritores acabaron encarcelados. Su padre comerciaba con madera y su madre era empleada. En pocos meses cientos de miles de personas fueron concentradas en guetos y enviadas en vagones de transporte de ganado a Auschwitz. Los manuscritos se fueron acumulando. Budapest, los padres, el transporte a Auschwitz, Buchenwald, el regreso. Proviene del hecho de que todos sabemos hacia donde conducen los acontecimientos narrados: a Auschwitz.

El libro empieza con una maestra, con las indicaciones paternas. Auschwitz ocupa el centro del libro. Se trata de una llegada sobre-cogedora.

El protagonista y otros se han apuntado voluntariamente a trabajar en Alemania. Es lo que marca su destino, lo que le hace tener un destino. La inocencia de los pasos encaminados hacia el exterminio deja de existir.

Su asombro es enorme. El adolescente ya no trata de hacerse portavoz de la realidad. Con dos conversaciones se cierra Sin destino: una con un periodista, la otra, con dos vecinos. En ellas se despliega el concepto de destino tan decisivo para la novela.

Sin destino culmina en un estallido de las dos formas de la memoria, la voluntaria y la involuntaria. El arte ha hecho posible esta fiesta. La escritura es lo que permite la gran catarsis. Esta es como la escalera que, cuando se ha llegado arriba, ya puede derribarse.

Hoy es jueves, y mis tardes de los jueves y de los domingos, en realidad, le corresponden a ella. Sin embargo, estoy seguro de que lo dijo, si no a mi madre, a otra persona.

Unas escaleras empinadas llevan a la oscuridad. O por lo menos eso decimos. Se produjo un silencio. No me dijeron nada. Otra vez se me cegaron los ojos, me molestaba la luz tan brillante. Nos dispusimos a caminar con muchas prisas.

DASA MAHAVIDYAS PDF

Sin destino

.

CITHARUS LINGUATULA PDF

IMRE KERTÉSZ: SIN DESTINO

.

APONUN AYETLERI PDF

Sin destino

.

Related Articles